Inauguración “Retratos y carnavales”

Maria Belén Correa y Pía Baudracco, ambas militantes trans, habían imaginado tener un espacio donde reunir a la sobrevivientes, sus memorias y sus imágenes para preservar la memoria de esos cuerpos que sufrieron los atropellos de la policía, el abandono del Estado y la hostilidad de la sociedad.

Tiempo después de la muerte de Pía, María Belén desde el exilio, funda el Archivo de la Memoria Trans, una colección que se considera un tesoro, ya que por mucho tiempo en Argentina, hubo vidas borradas, fotografías que las familias prefirieron ocultar y leyes y edictos que penalizaron y persiguieron sistemáticamente a las identidades trans. 

Con la ayuda de las fotógrafas Cecilia Estalles y Cecilia Saurí, comienza un trabajo de recopilación y digitalización de esta documentación, para su visibilización, conservación y protección.

El archivo cuenta con más de 7.000 piezas y su acervo registra un material que comienza desde principios del Siglo XX, hasta fines de la década de los ‘90s.

Una suerte de construcción histórico-política colectiva de la comunidad trans/travesti por parte de las pocas que sobrevivieron.

A través de un enfoque de género permite expandir la exploración de las imágenes y ampliar el intercambio para poder confrontar enteramente desde el presente. La construcción y protección del material en custodia del AMT no se basa en el simple almacenamiento de datos, sino que dispone nuevas condiciones para la reelaboración de su contenido y su respectiva representación. El Archivo se proyecta como un dispositivo vivo y en constante movimiento, que le otorga entidad a los ecos de las voces de aquellas que ya no están. La apuesta es rescatar aquello que todavía se mantiene activo, porque lejos de ser algo estático o hermético, el Archivo se concibe como potencia en mutación, y busca vencer el olvido recuperando desde el pasado las huellas de una memoria cultural acallada. 

 

Horario de visita: de lunes a viernes de 9 a 19 hs.