VECINE VECINE DOMINGOS DE CLÁSICOS

Domingos de clásicos 

Cine francés en 35 mm

Todos los domingos en Cine York iluminamos la pantalla con obras clásicas.
En esta oportunidad, gracias a la colaboración de la Embajada de Francia/Institut français d'Argentine disfrutaremos de una selección de cine francés en 35 mm.

Domingos desde el 22 de mayo hasta el 10 de julio a las 19hs en Cine York (Alberdi 895 - Olivos) 


Les diaboliques de Henri

de Georges Clouzot 
Francia 1954, 115 min
Domingos 22 de mayo y 19 de junio - 19h

Sinopsis
En una institución destinada a la educación de niños pequeños, Christina y Nicole, respectivamente esposa y amante del director Michel Delasalle, unen sus fuerzas para asesinar al hombre al que han llegado a odiar. Pero unos días después de su fechoría, el cuerpo de Michel desaparece. Adaptado de una novela del famoso dúo Pierre Boileau y Thomas Narcejac.


  

La grande illusion 

de Jean Renoir
Francia 1937, 117 min
Domingos 29 de mayo y 26 de junio - 19 hs

Sinopsis
Primera Guerra Mundial. Dos soldados franceses son hechos prisioneros por el comandante von Rauffenstein, un alemán refinado y respetuoso. Llevados a un campo de prisioneros, ayudan a sus compañeros de cuarto a cavar un túnel secreto. Pero en vísperas de su fuga, los detenidos son trasladados. Finalmente, son llevados a una fortaleza de alta seguridad dirigida por von Rauffenstein. Trata a los prisioneros con cortesía, incluso se hace amigo de Boeldieu. Pero los oficiales franceses preparan una nueva fuga.

 
 
 

Les parapluies de Cherbourg 

de Jacques Demy
Francia 1963,  91 min
Domingos 5 de junio y 3 de julio - 19 hs

Sinopsis
Un romance musical sobre una joven trabajadora quien se preocupa cuando su novio parte para hacer el servicio militar.

Van Gogh 

de Maurice Pialat
Francia  1991, 158 min
Domingos 12 de junio y 10 de julio - 19 hs

Sinopsis
Cuando Vincent Van Gogh llega a Auvers-sur-Oise para ser tratado allí por el Doctor Gachet, le quedan dos meses de vida. Pialat le inventa una historia de amor con la hija de Gachet, y lo envuelve en una cotidianidad de luces y sombras, donde la sombra tiene la última palabra. Esta no es la historia de Van Gogh, sino una poderosa evocación de sus últimos días.