Menu Gobierno
 
Gobierno
Educación Artística
Secretaría de Gobierno

Bienvenidos | Educación Inicial | Educación Especial | Educación Polimodal | Educación Artística

Instituto Municipal de Música, Danza y Teatro
Escuela de cine infantil y juvenil
CE.A.V.A.O.
Escuela Municipal de Ajedrez

 

Escuela de Cine Infantil y Juvenil "El Mate”

Fecha de creación: 25/01/1999

Horario
de 10:00 a 20:00 hs

Actividades

Historia

Av. Maipú 3342
Olivos

4513 - 9874
4794 - 2281

Haga click sobre la imagen para visualizar su ubicación

 

Cada niño, cada joven tiene mucho más que un cortometraje por delante.
Comenzar la siguiente etapa de su vida recordándose como una persona hábil y creativa sin duda puede ser muy importante.

 

Actividades

Dentro de las temáticas que se trabajan se encuentra:

 

  • Base técnica elemental de cine
  • Fotometría
  • Montaje
  • Creación de personajes
  • Animación de dibujos
  • Sonorización
  • Doblaje
  • Imagen y sonido digital
  • Filmación de pequeños cortos
  • Realización de una película
  • Experimentación en el cine animado
  • Coordinación independiente de proyectos.

NOTA: Los horarios y los días de clase deben solicitarse por teléfono o personalmente de10.00 a 20.00 hs.

Volver

 

Historia

Esta breve historia, más allá de lo anecdótico, muestra la dinámica buscada desde la conducción del aprendizaje, de una experiencia abierta al intercambio. La de un espacio formativo, pensado para el regocijo y el enriquecimiento de los chicos que asisten.

Entre 1982 y 1986 Irene Blei y Lucía Cano formaron un grupo de realizadores de Cine Animado en Vicente López al que llamaron “El Mate”. Con el tiempo, ya como docentes de cine para chicos, fueron los mismo alumnos quienes se identificaron con el nombre y lo adoptaron incorporando el título a sus películas. Así el curso de cine infantil comenzó a llamarse Taller de Cine “El Mate”, en donde la formación en el cine de animación sí bien no era exclusiva, tenía una especial adhesión.

El paso inicial lo dio Irene Blei, cuando presentó el proyecto de un curso de cine para niños a la dirección del CE.A.V.A.O (Centro Educativo de Artes Visuales, Artesanías y Oficios), una institución que hasta ese momento sólo cobijaba la enseñanza de artes a adultos. La idea interesó y fue aprobada, inicialmente como una propuesta de taller anual A fines de ese mismo año, durante la presentación de las películas en la sala de la Casa de la Cultura de Vicente López, los alumnos declararon públicamente su deseo de profundizar y continuar durante el siguiente ciclo lectivo.

Desde un comienzo, la modalidad de trabajo instrumentada se basó en la coordinación del curso en forma conjunta. Programas, fichas, estrategias de trabajo, propuestas de actividades y demás han surgido del intercambio de opiniones y del aporte conjunto de docentes, quienes lograron consolidar este equipo al cabo de los años compartidos construyendo una ideología educativa común.

Los primeros chicos, allá por 1987, llegaron a las clases de cine con dos coordinadoras que habían experimentado hasta el momento jornadas de cine con chicos en un solo día. Esta primera actividad se llamaba “Cómo se hace cine”, y se presentaba como “encuentros con proyección de películas para chicos que quieren saber”. Las reuniones tuvieron lugar en la Casa de la Cultura de Vicente López y en la Sala D del Centro Cultural San Martín. También revistieron modalidad itinerante en algunas escuelas, especialmente en la Zona Norte.

Muy pronto también se vio que los niños no querían irse del taller de cine al despuntar la adolescencia y, también que aparecían chicos mayores de 13 años con la intención de participar. Con este desafió, el curso dejó de ser sólo infantil para incorporar a los adolescentes. El grupo se amplió: desde entonces recibió chicos entre 9 y 17 años.

Otro cambio vino de la mano de la tecnología: el video hogareño (VHS) desplazó en popularidad al cine Súper 8 en el mercado y hubo que pensar cómo reemplazarlo. Se constituyó una Asociación de Padres para viabilizar las necesidades inmediatas. Él cene debía ser desde entonces el formato 16 mm., Y así se procedió a lograr el equipamiento básico. Un subsidio del Fondo Nacional de las Artes proveyó de una cámara de video.

Luego de los primeros dos años de taller las producciones de los chicos comenzaron a circular en certámenes y festivales regionales y nacionales. Lo que comenzó siendo una participación tímida siguió con un impulso inusitado: las películas gustaban, eran aplaudidas, festejadas y hasta ganaban premios. La repercusión llegó a los medios nacionales cuando en la Primera Bienal de Arte Joven de Buenos Aires cinco realizaciones de los talleres de cine de Vicente López llegaron a la selección final, entre un total doce trabajos seleccionados. Esto devino en una gran popularidad, el Taller de cine “El Mate” de la Municipalidad de Vicente López comenzó a trascender los límites de la General Paz y atrajo público de otras zonas de Gran Buenos Aires y de la Capital Federal. No había propuestas que ofrecieran continuidad y nivel de enseñanza similares, muchos cine clubes habían perdido peso y las pocas escuelas que intentaron ofrecer la alternativa de los medios no lograban consolidarse. Más allá de temas como la infraestructura o el sostén económico de la actividad, estaba claro que el éxito no era casual.

Al ampliar el rango de edad de los asistentes, se dio un fenómeno muy particular. Se podía ver como los chicos que participaron en la realización de películas por más de un año enriquecieron su visión desarrollando un perfil artístico y creativo sorprendente. Las películas comienzan a tener valor también no sólo desde el proceso educativo sino que evaluando las producciones se las comienza a ver más comprometidas, con otro nivel en cuanto a la temática y la claridad narrativa.

Con el paso del tiempo también empezó a ser visible el resultado del contacto con los medios en la adquisición personal de cada participante. Muchos ex - alumnos eligieron seguir estudios universitarios asociados al arte y a los medios de comunicación, con una especial predilección por el cine. Tantos otros decidieron encarar carreras absolutamente ajenas a esa especialidad. Sin embargo, es muy evidente – desde su propia percepción y desde la de los demás – que la experiencia temprana en el cine les permitió desarrollar un perfil sensible, creativo e inquieto.

El primer trabajo pensado para TV se realiza en 1997, con un esquema de producción institucional de cortos abordando la temática Derechos del Niño. Estos micros se realizan en co-producción con la señal TV Quality– Educable, siendo especialmente apreciados por alejarse de los estereotipos habituales y por las vibrantes imágenes realizadas en distintas técnicas de cine de animación. La serie Tenemos Derechos es emitida con importante repercusión, al punto que los cortos son nominados y distinguidos especialmente en la edición ’98 de los Premios ATVC compitiendo en varias categorías con programas de cable de todo el país. Posteriormente también resultan ternados en los Premios Martín Fierro del mismo año.

En el año 1999, por iniciativa de la Dirección General de Cultura y Educación, el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López sanciona la Ordenanza N° 12636 según la cual se promueve el taller al rango de Escuela, presentándola a partir de entonces como la Primera Escuela de Cine Infantil y Juvenil, aún cuando el simpático nombre que acompañó históricamente – Taller de Cine “El Mate” – sigue siendo la referencia inmediata para aludir a la institución.

Volver

 
 

©2005 - Municipalidad de Vicente López - Términos y Condiciones
Av. Maipú 2609 Olivos 54-11-4711-2800