.

 

El intendente municipal de Vicente López, Jorge Macri, junto a Vivian Perrone, presidente de Madres del Dolor, al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y a la actriz Soledad Silveyra, encabezaron hoy la ceremonia de inauguración de la sede propia de esa institución, en Fray Justo Sarmiento 320, Florida, en el partido de Vicente López. El inmueble fue cedido en uso gratuito por el Municipio, que realizó las obras de remodelación y puesta en valor de la casa, para que allí pueda funcionar la primera sede propia de Madres del Dolor.

Al coincidir con el fin de semana en el que se agasaja a las madres, la inauguración significó, a su vez, un reconocimiento a quienes desde su rol de madres desarrollan una abnegada tarea de trascendencia comunitaria en todo el país.

Vivian Perrone expresó que era una jornada de sentimientos encontradas “porque mañana es el Día de la Madre y todas nosotras tenemos uno y, en algunos casos, dos lugares vacíos en nuestras mesas. Pero todo lo que hacemos lo hacemos como homenaje a nuestros hijos y a todos aquellos que perdieron su vida en hechos violentos. Estamos acá en esta casita de Vicente López, como ya la hemos bautizado, para poder recibir a los familiares de la provincia de Buenos Aires, para poder escucharlos, para poder tomar sus denuncias. Y también para una tarea permanente que es seguir reclamando justicia”.

Jorge Macri expresó que “las Madres del Dolor son un ejemplo de lucha y de compromiso social, en medio de las tragedias que les ha tocado vivir a cada una de ellas; conmueve ver como día a día luchan por convertir ese dolor en fuerza para ayudar a los demás. Cuenten con nosotros; sé que hablo por Gustavo (Posse), sé que hablo por todos los espacios políticos de Vicente López y de San Isidro, porque esto no tiene banderías, es simplemente un compromiso para achicar un poquito el dolor que otros tienen”, agregó.

Además, señaló que su “sueño es que no sea una casita, sino que sea un hogar, porque donde hay una madre hay un hogar, y este es un hogar que abraza un montón de causas utópicas, difíciles, complejas y en las que está presente el dolor. Y ante eso ustedes están tendiendo la mano, poniendo el corazón. Por eso nosotros no podíamos no estar poniendo aunque sea un granito de arena en esa cadena de amor y de compromiso que ustedes tienen”.

En sus palabras, el intendente Gustavo Posse señaló que le parecía “excelente la tarea que se está haciendo desde Vicente López, contribuyendo con esta sede a que se puedan nuclear y lo hagan en un lugar ameno, accesible, comunicado por diversos medios de transportes, para que desde todos los lugares del área metropolitana puedan acercarse a recibir ayuda quienes sufren distintas formas de violencia y, más aún, cuando esa violencia mutila una familia. Por esa labor, que he tenido la suerte de conocer y acompañar desde hace unos años, es que les trasmito un beso grande para todas, en nombre de los vecinos de San Isidro”.

Madres del Dolor tiene como objeto la consecución de trabajos de interés público general promoviendo la participación de municipios y foros vecinales, prestando servicios de asistencia personal, jurídico-legal y psicológica a las víctimas y familiares de hechos de violencia en todo el país.

Madres del Dolor además propone, desde el debate, el tratamiento de temas concernientes a la seguridad ciudadana, tendiendo a la implementación de políticas de prevención y de disuasión delictiva, brindando charlas y seminarios, que apuntan a la generación de conciencia general respecto de los temas de seguridad pública.

Estuvieron presentes madres de la institución, familiares de víctimas, los concejales Carlos Sandá, María Marta Maenza, Graciela Menéndez, Javier Carrillo, Ariel Hernán Marchiolo y Carlos Arena, integrantes del Gabinete del Ejecutivo municipal, funcionarios y vecinos.